domingo, 11 de marzo de 2012

entre susurros y miradas penetrantes

No todo en esta vida se trata de entender y planear, hay cosas que suceden sin motivo, y gracias a eso estas aquí. Estoy aquí, contigo. Ahora existe un nosotros. Justo ahora, por ejemplo, es uno de esos momentos en los que me resulta imposible expresar lo que siento, ya sea porque mi mente esté demasiado desorganizada, saturada o colapsada. O quizás porque nunca antes me había sentido como ahora mismo, a este nivel, con esta intensidad.
Tú siempre estás ahí con cosas maravillosas que decirme. Y yo, en cambio,  a lo largo del día podría decirte un millón de estupideces, que no pensaría, sólo para que te rías y así verte sonreír. Podría, constantemente, repetir la misma frase; miles y miles de veces. Porque no me cansaría. Podría contarte una historia ilógica durante horas, porque me encanta cuando me miras. Podría, también, decirte lo que significas para mí, pero eso es demasiado fácil, ya que no sé ni mentir ni fingir. Y me encanta recordarte lo mucho que te quiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario